(La Farsa, episodio 8) Federico Boccanera 2 de diciembre de 2019

ederico Boccanera <federicoboccanera@gmail.com>
Para:Federico Boccanera
CCO:acoronil@yahoo.com.mx
2 dic. a las 14:29
Julio-Borges-y-Calderón.jpg

Calderón Berti, una trama tan espesa como el petróleo

(La Farsa, episodio 8)

Federico Boccanera

2 de diciembre de 2019

 

Antes de pasar al tema principal del artículo, me gustaría detenerme por un momento en el asunto de la corrupción opositora: ¿realmente Humberto Calderón Berti es una persona honesta? es posible que lo sea, pero el problema desde hace no menos de 40 años, no es de integridad personal sino de capacidad política para enfrentar no solo la corrupción, sino la destrucción del país.

 A los fines de la comprensión de este artículo es importante recordar que Humberto Calderón Berti es esencialmente, un hombre del negocio petrolero, que ha ocupado todas las posiciones políticas e empresariales imaginables: presidente del “Instituto de Tecnología Venezolana para el Petróleo” (INTEVEP), presidente de “Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima” (PDVSA), ministro de Energía y Petróleo, ministro de Relaciones Exteriores, presidente de la “Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Además ha sido un exitoso empresario petrolero, un prestigioso empresario petrolero, ha sido miembro de la junta directiva de varias empresas petroleras internacionales, es un hombre que ha vivido y trabajado en el medio oriente, al cual conoce muy bien, conoce bien a árabes e iraníes, Ahmed Zaki Yamani es su amigo personal, ningún venezolano sabe tanto del negocio, y ha establecido tantos nexos y contactos internacionales de importancia como él.

 Es el hombre que cualquier Estado o empresa del mundo quisiera tener como contacto o interlocutor para tratar cualquier asunto relacionado con el negocio más atractivo e importante de Venezuela: el petróleo.

 El caso Luis Herrera Campíns

 La honestidad intachable de Luis Herrera Campíns (LHC) no es un caso único, pero es un caso ilustrativo que reviste cierta actualidad porque durante su presidencia de 1979 a 1984, Calderón Berti fue su ministro de Energía y Minas, y Ramón Guillermo Aveledo su secretario privado.

 Luis Herrera fue una persona “honesta” hasta el final de sus días, y de eso puedo dejar constancia personal, no hace falta que nadie me lo diga, sin embargo, durante su presidencia se puede afirmar, sin lugar a duda, que comenzó un proceso de decadencia que nos llevaría en un corto lapso de 15 años, directamente a las botas de Hugo Chávez.

 No hay duda de que todo comenzó con el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, el tsunami de petrodólares le tocó a él, y se podría afirmar que hizo de todo para cambiar al país, solo que el proceso terminó en desfiguración.

 Sobre las precisas responsabilidades históricas de estos dos presidentes, CAP y LHC, encontrarán una descripción al final del artículo que se llama “Notas Magnicidas”. [1]

 Los hombres honestos de la cuarta

 Luis Herrera Campíns, Humberto Calderón Berti, Ramón Guillermo Aveledo, son hombres que uno podría afirmar que son intachables y honestos, por lo menos en cuanto a que no son portadores de marcas o señalamientos materiales de corrupción, en otras palabras, llamarlos “corruptos” sería algo impropio.

 Me ha tocado conocer personalmente a varios dirigentes de esa “cuarta república” que según algunos chavistas, coincide con la república democrática civil que tuvimos entre 1959 y 1999, dentro de mis “conocidos” hay personajes sobre todo del partido “Acción Democrática” (AD), y puedo afirmar que la gran mayoría de ellos son honestos, basta ver cómo viven actualmente, y en algunos casos como “sobreviven”, porque en algunos esa tristísima condición de insolvencia económica en la vejez es algo con lo cual deben lidiar, en medio de un olvido que no es solo el de la notoriedad, sino el de antiguos “colegas” y “compañeros”.

 ¿Se merecen ese fin? algunos dirían que sí, pero no por haber sido corruptos, sino por haber sido inútiles, al no poder evitar la catástrofe cuando el país disponía en forma abundante de todo tipo recursos y energías naturales y humanas para evitar un final semejante, por lo tanto, y como “dirigentes” que fueron, no pueden evadir su responsabilidad, ni sustraerse a un juicio que difícilmente puede ser benévolo.

 Calderón Berti además hace mención de un “sectarismo generacional que es inaceptable” y que excluye el aporte de “la experiencia”, y no podría estar más de acuerdo con esto, soy el primero en no atribuirle ninguna virtud especial a la juventud, sobre todo en asuntos de política, poder y Estado, pero aquí la pregunta es ¿cuál experiencia?

 Esta pregunta nos la debemos hacer todos y no podemos responder a ella con automatismos, mas aun ante lo que nos tocará enfrentar en el futuro. De la “cuarta república” hay cosas rescatables, muy rescatables, sobre todo de la que llamo la “democracia sobria y virtuosa” de 1959 a 1973, tal como la describo en “El Comienzo del Mal”. No todo fue “corrupción”, “pillaje” y “robo”, las generalizaciones tal como provocaron un profundo daño en el pasado, hasta el punto de llevarnos a celebrar el regreso del “minotauro militar”, también pueden hacer mucho daño en el presente.

 Aun así, hay algo que no puedo evitar de pensar, y ante esto pido disculpas, pero las capacidades de muchos “hombres probos” de nuestro pasado político, las veo como una determinación de interés particular de no mancharse en el pantano, y para lograr eso aprendieron a caminar sobre los lomos de los caimanes, pero no creo que esto sea una “virtud”, en todo caso, no creo que sea la virtud que necesitaremos para liberar y reconstruir a la nación.

 La guerra de los 40 candidatos, bajos fondos y subsuelo

 La guerra de los 40 candidatos ya descrita en artículos anteriores (episodios 4 y 5), comienza a aflorar en forma visible a raíz de la opereta de rebelión militar del 30 de abril, se trata de una guerra entre micro líderes y micro partidos, es un balde de cangrejos, pero debajo del balde hay petróleo.

 En disputa están nada más y nada menos que las cuotas de repartición del futuro pacto de consenso y alternabilidad del petroestado rentista, lo cual pasa forzosamente por la definición de las candidaturas presidenciales, en donde ya sabemos cuanta influencia puede ejercer el Estado chavista, y cuando me refiero a ese Estado recuerdo que tiene dos componentes: el componente castrista y el componente castrense.

 Con respecto al componente castrense, el 30 de abril nos muestra que Leopoldo López puede salir en libertad y llamar a la rebelión desde una base militar, además y para no dejar dudas, afirma que en su reclusión hogareña se reunió varias veces con militares activos, reuniones que, no les quede la menor duda, quedaron grabadas ¿no será éste el “ajedrez en el jardín” que Cayetana Álvarez de Toledo resaltaba como muestra de la habilidad estadista del hijo de un diputado del Partido Popular al parlamento europeo?

 Ahora bien, tomen en cuenta esta clave: Leopoldo López acusado por Calderón Berti de ser el responsable de “nuestros grandes errores”, es un protegido (gracias a la incansable diligencia de su madre) de los Cisneros, del sistema de poder Cisneros (Gustavo, Oswaldo y otros más) que desde hace años ha comenzado a incursionar en el negocio petrolero.

 De Julio Borges se pueden afirmar muchas cosas, en su mayoría malas o muy malas, pero no se le puede negar cierta habilidad política, su fuga del país en una de esas tantas fugas permitidas por el régimen en sus inexplicables “descuidos”, que ya suman toda una colección desde los tiempos de Pedro Carmona Estanga. Pero el elemento clave aquí es otro: a Borges lo han acusado de sabotear tramas conspirativas de naturaleza cívico-militar, se le acusa incluso de haber denunciado golpes en marcha, de haber develado militares, esto plantea numerosas interrogantes ¿Borges también develó la trama del 30 del abril? ¿la saboteó? Imposible saberlo, y es posible que por mucho tiempo no se sepa.

 Pero de haber algo de cierto en todo esto, de las “dinámicas militares” de López y Borges surge la posibilidad de que existan bandos militares, pero atendiendo a un orden empresarial rentista (un orden mafioso), recuerden que el Estado chavista castrense tiene sus pasdaran, sus accionistas de GAESA-VENEZUELA (CAMIMPEG) [2] a los cuales se le han otorgado concesiones mineras y petroleras, comenzando por la militarización de PDVSA, ese tramado lo expliqué en un artículo anterior. Recuerden que Rafael Ramírez fue destronado sí por una guerra entre mafias, pero también fue destronado por la necesidad de militarizar PDVSA.

 La misma PDVSA de la cual y según informaciones aparecidas en medios digitales, el partido AD se ha beneficiado, nada más y nada menos que por vía de la mismísima famiglia Allup-D’Agostino, otro “clan político” interesado en el negocio petrolero, y aquí les ruego que no me salgan con el cacareo tonto de que “el petróleo está perdiendo importancia como negocio, porque el futuro es el de las energías alternativas”, por favor, se los ruego: el petróleo seguirá siendo EL negocio de primer orden en lo económico y en lo geopolítico por muchas décadas más. Además, a los clanes políticos-mafiosos no interesa el largo plazo, interesa el plazo corto-inmediato, además porque aprendieron del Estado chavista que el enriquecimiento puede ser rápido, meteórico. [3]

 Una trama tan espesa como el petróleo

 Militares y políticos (como representantes no del pueblo sino de otros poderes), no solo se disputan la repartición política del petroestado rentista, sino la repartición del petróleo, directamente. Es un salto cuántico “de calidad” en la definición de los partidos y la dirigencia, dentro del ecosistema de poder venezolano.

 Desde luego, que en todo esto del negocio petrolero, hay jugadores internacionales, recuerden que “aquí ya no pintamos nada”, y entre esos jugadores están empresas estadounidenses que siguen el modelo “chevron” de no tener el menor problema ético de cerrar contratos jugosos con Estados paria, pero entre esos jugadores destaca Rusia, recuerden también que la opereta del 30 abril el que la saboteó fue Putin.

 La mesa de la unidad petrolera, pudiese tener cuatro patas:

 1. Leopoldo López, Guaidó, Cisneros, Petróleo, Militares.

 2. Ramos Allup, clan Allup-D’Agostino, AD, Petróleo, ellos también tienen sus militares, de ese sector al parecer se ha ocupado Edgar Zambrano, de eso saben mucho personajes como Diosdado Cabello ¿recuerdan la fugaz aparición de Zambrano el 30 de abril? después lo hicieron preso, ahora lo liberaron.

 

3. Manuel Rosales, líder máximo del partido “Un Nuevo Tiempo”, ex gobernador de la provincia petrolera del Zulia, ex candidato presidencial, condenado, perseguido, exiliado, devuelto, encarcelado y rehabilitado por el régimen chavista, en una operación acrobática que muchos estómagos delicados aún tratan de digerir. El Doctor Calderón Berti, desde lo alto de sus “60 años de experiencia política”, “no entiende” su presencia dirigiendo la reunión de junta directiva de la empresa Monómeros, a otro perro con ese hueso…

 4. ¿Y al grupo de intereses en torno a Julio Borges qué le queda? ¿se va a quedar por fuera del reparto petrolero? Pues el Julio Borges saboteador de golpes militares ¿o golpes petroleros? tiene un gran amigo, lo sabemos porque Calderón Berti, el petrolero Calderón Berti, no ha cesado de resaltar la amistad y el aprecio que le une a Julio Borges, hasta con tuit dedicado y honorable mención en una entrevista reciente.

 Todo lo demás, es ruido.

 Incluyendo la honestidad gritada al viento.

 1] Notas Magnicidas:

 “Las magnitudes económicas de Venezuela en los 30 meses que van de 1973 a 1975 superaron la de los 30 años precedentes. En 30 meses, el producto territorial bruto se duplicó, los ingresos fiscales se triplicaron, las entradas en divisas se cuadruplicaron, y las reservas se quintuplicaron. Y sin embargo, los últimos presupuestos de Pérez en 1977 y 1978 fueron deficitarios, y por primera vez en 40 años, el Banco Central registró déficit en la balanza de pagos…”

 “los ingresos de los 5 años del gobierno de Carlos Andrés Pérez de 1974 a 1979 duplicaron los de los 15 años de Betancourt, Leoni y Caldera. Y los ingresos de los 5 años de Luis Herrera de 1979 a 1984 duplicaron los ingresos de Pérez. Pérez y Herrera recibieron en 10 años más ingresos fiscales per cápita que la suma de todo el dinero recibido por los gobiernos venezolanos de 1830 a 1973. Su culpa es proporcional a esto. Ambos presidentes se iniciaron con sobreabundancia fiscal. Ambos concluyeron en déficit, inflación y recesión…”

 “Y del desastroso gobierno de Carlos Andrés Pérez se pasó al peor de Luis Herrera Campins. En enero de 1979, el gobierno del Shá de Irán fue derrocado y el barril de petróleo pasó de 12 dólares a 30 dólares. En su discurso inaugural Luis Herrera dijo que había recibido un país “hipotecado”. A los pocos meses denunció la “deuda mil millonaria” que su gobierno había heredado. Cuatro años después, el viernes 18 de febrero de 1983, Venezuela inició una marcha de empobrecimiento constante y progresivo. Poco antes de concluir el periodo no sabía en cuanto se había endeudado.

 Fue informado por los Bancos acreedores que los venezolanos teníamos el honor de ser el primer país del mundo en deuda per-cápita pues debíamos más de 32 millardos de dólares. En la década Pérez-Herrera de 1974 a 1984, el fisco venezolano recibió por exportaciones petroleras (sin incluir prestamos) 133.623 millardos de dólares. De ellos 48.416 millardos entraron durante el gobierno de Pérez (36,2%) y 85.207 millardos durante el gobierno de Luis Herrera (63,7%)…”

 “HISTORIA VIVA 2002-2003: La rebelión civil, el referéndum revocatorio”

Jorge Olavarría, Alfadil Ediciones, Primera Edición, Caracas, 2003.

 [2] PASDARAN: Ejército de los Guardianes de la Revolución Islámica, controlan un tercio de la economía en Irán. GAESA: “Grupo de Administración Empresarial Sociedad Anónima”, el consorcio de empresas militares que domina la economía cubana. CAMIMPEG: “Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas” el equivalente de GAESA en Venezuela.

 Que los militares controlen la economía no tiene nada de particular, siempre y cuando el país no sea democrático y esto ocurre en otros países: Egipto, Siria, Tailandia, etc.

 [3] Investigación de PanAm Post señala a Ramos Allup y su hijo de vinculación económica con el chavismo: https://www.ntn24.com/america-latina/venezuela/investigacion-de-panam-post-senala-ramos-allup-y-su-hijo-de-vinculacion

 @FBoccanera

http://federicoboccanera.blogspot.com/

 

  • calderon berti una trama tan espesa como el petroleo.docx
    26.3kB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s