“ES INACEPTABLE QUE CONTINÚE LA SITUACIÓN QUE VIVIMOS”

“ES INACEPTABLE QUE CONTINÚE LA SITUACIÓN QUE VIVIMOS”

VenAmérica, una vez más, rechaza la usurpación del Poder Ejecutivo de parte de Nicolás Maduro y de quienes le acompañan en la triste aventura que nos debilita como país y hambrea a nuestro pueblo. Agrava la situación la sentencia del ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia al servicio de Maduro, que usurpando funciones en sentencia risible -si no fuera trágica- desconoce la legítima Asamblea Nacional de Venezuela y a sus autoridades encabezadas por Juan Guaidó. El crimen organizado trata de avanzar, en momentos en que el Presidente Guaidó recibe, una vez más, el respaldo unánime de la AN, del TSJ legítimo y de la sociedad civil. Solicitamos la reiteración de respaldo de los países y gobiernos amigos y de los organismos internacionales, así como los exhortamos a acciones concretas que permitan el cese de la usurpación.

También, una vez más, respaldamos la Conferencia Episcopal Venezolana, la que en  reciente exhortación del 28 de mayo recuerda la bíblica frase: “Se oye una voz de alguien que llora amargamente”. Dicen nuestros obispos que además de la pandemia del COVID-19 que compartimos con el mundo, y que ahora “se extiende masivamente en el país”, “sufrimos los estragos de los graves problemas económicos, políticos y sociales que se intensifican cada día más generando sufrimiento e incertidumbre en la población”.

“Es inaceptable que continúe la situación que vivimos”, sostiene la Conferencia Episcopal: “Ya ha quedado atrás el tiempo de las palabras: debemos comprender no solo los síntomas, sino sus causas económicas, políticas y sociales; no debemos reducirnos a aliviar los efectos, sino acompañar y alentar los procesos para que se den las transformaciones y los cambios necesarios a nivel político, social y económico. Lo más urgente a la vista de la inmensa catástrofe nacional, material, institucional y social que padecemos es una acción moral de gran calado, una sacudida ética y una convergencia político- social que nos encauce hacia el gran deseo común: un cambio fundamental que, partiendo de las necesidades y deseos del pueblo mayoritariamente sufriente, violentado en su dignidad y derechos, asuma en ejercicio de su soberanía el protagonismo de su propio destino de justicia, libertad y paz, todo esto enmarcado en el respeto a los derechos humanos y a la justa institucionalidad”.

“No es eliminando al que piensa diferente que se saldrá de esta crisis, sino incluyendo en la búsqueda de soluciones concertadas a todos los factores políticos y a las distintas instituciones que hacen vida en el ámbito nacional: militares, académicos, universitarios, empresarios, profesionales, estudiantes y trabajadores, organizaciones no gubernamentales, confesiones religiosas y todos en general”. Añaden nuestros obispos en su exhortación: “La desunión y el perenne enfrentamiento agravan la situación y nos hunden más como pueblo. Venezuela no podrá salir de esta situación, si el pueblo todo no interpela definitivamente a las autoridades y al conjunto del liderazgo político, social y cultural, y se declara en emergencia nacional”.

Desde VenAmérica compartimos plenamente el llamado de los obispos, sobre el cual nos hemos pronunciado en reiteradas oportunidades; hoy ratificamos y decimos con ellos en su más reciente exhorto: “Llamamos, pues, escuchando a nuestro pueblo, a un acuerdo nacional inclusivo de largo alcance que salve a Venezuela de la gravísima crisis en la que se encuentra sumergida y a iniciar procesos para rescatar y recuperar el país social, política y económicamente. Dejar el radicalismo y el favoritismo para pensar en los demás…”.

Nos sumamos al Acuerdo de la Sala Plena del TSJ legítimo que, en fecha 28 de mayo, decide “Hacer un llamado a la comunidad internacional y al pueblo venezolano a constituirse en un bloque de fuerza unido, para rechazar y expresar enérgicamente su repudio a esta nueva acción y a las anteriores, que conllevan al resultado de un constante fraude jurídico que ofende plenamente la Constitución…”. El presidente Guaidó debe asumir cabalmente el liderazgo que la República ha colocado en sus manos y generar acciones con la participación de todos, sin exclusiones, convocando al liderazgo internacional a acciones concretas.

Desde Doral, sur de La Florida, Estados Unidos, el viernes 29 de mayo de 2020, la Junta Directiva de VenAmérica, Gonzalo Aguerrevere, Eleana Canelón, Horacio Medina, Ana Mary Ramírez, Iván Ramos, Antonio Rivero y Guillermo Wolf; Alejandro Oropeza, Director Ejecutivo, y

                         

  Luis   Corona                                    Paciano  Padrón

   Presidente                                        Vicepresidente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s